Aceite Esencial De Árbol Del Té

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

El aceite del árbol del té es uno de los aceites esenciales mas utilizados en el mundo y uno de mis remedios naturales preferidos. Si no lo conoces vas a sorprenderte muy gratamente. Y cuando te animes a probarlo, y te sorprendas por sus maravillosas propiedades curativas, te preguntarás:

¿y cómo no he descubierto esto yo antes?

Es utilizado desde tiempos antiguos por la medicina tradicional. En Australia existen más de 300 tipos de árbol de té,  pero la única variedad que reúne tan completa gama de propiedades curativas es la Melaleuca alternifolia. De las hojas de este árbol y por un proceso de destilación al vapor, se extrae un aceite incoloro o ligeramente amarillo-verdoso que expele un refrescante y característico aroma.

 photo aceite-arbol-del-te.jpg

DESCRIPCION E HISTORIA

 Descripción: El árbol de té, la Melaleuca alternifolia, o Tea Tree, como generalmente se le conoce, es una planta autóctona de la costa oriental de Australia.

Su origen es australiano y crece en estado silvestre. El árbol llega a alcanzar 10 metros de altura, posee flores de color manteca o blancas y hojas finas y pequeñas, y para la producción de su aceite se utilizan las hojas de este alto árbol cuya corteza es blanca y esponjosa.

Historia: Las tribus aborígenes australianas de la Costa Norte de Nueva Gales del Sur, utilizaban estas mismas hojas para tratar cortes, quemaduras, picaduras de insectos e infecciones de la piel.

El Capitán James Cook y su equipo fueron quienes le otorgaron el nombre de “árbol de té”, puesto que ingeniosamente utilizaron sus hojas como sustituto de esta infusión y como condimento de la cerveza.

 photo 00604583-00738902_o_800_WM1.jpg

Los soldados australianos que participaban en la primera guerra mundial portaban aceite de árbol de té que se les había otorgado como desinfectante, originando una alta demanda de su producción. Por lo visto, resulta un potente antiséptico, eliminando bacterias, hongos y virus (en 1949 es reconocido oficialmente por el departamento de sanidad australiano)

Un químico del gobierno de Australia llamado A.R. Penfold estudió las hojas del árbol del té y descubrió sus propiedades antisépticas. Posteriormente el árbol del té se convirtió en un tratamiento estándar en Australia para la prevención y el tratamiento de las infecciones por heridas.

APLICACIONES Y BENEFICIOS

El aceite esencial de árbol de té  es principalmente medicinal y se utiliza en distintas afecciones:

  •  Refuerza el sistema inmunitario dado que combate virus, hongos y bacterias. Es un antiséptico por excelencia. 
  •  Antiviral:  gripes, catarros, bronquitis, fiebre, sinusitis, dolor de oídos y garganta.
  • Problemas de la piel: Se lo utiliza en tratamientos contra el acné, abscesos, forúnculos (carbunco), dermatitis, herpes y eczemas. Disminuye el pus en heridas infectadas.
  • Tiene efectos cicatrizantes por su poder antibiótico y se utiliza en casos de quemaduras y para producir alivio en casos de picaduras de insectos o varicela.
  • Desinfectante-Antiséptico. Útil en casos de gingivitis, placa, mal aliento, encías inflamadas, aftas o llagas bucales.
  • Antiinflamatorio: se utiliza en casos de artritis y gota.
  •  Verrugas. Para conseguir eliminarlas.
  • Antimicótico: indicado para el pie de atleta, hongos debajo de las uñas o verrugas plantares.
  • Antiséptico del tracto urinario: alivia cistitis, micosis vaginal, brinda alivio al prurito genital, anal y hemorroides.
  • Regula la actividad de las glándulas sebáceas. Eficaz en el cuero cabelludo irritado, con caspa y en tratamiento de pediculosis.
  • Puede utilizarse en bebés en casos de paspaduras, costra láctea o picaduras de insectos (se recomienda su utilización en forma de cremas específicas para tal fin).
  • En animales domésticos para combatir pulgas y garrapatas.

 photo 450px-Melaleuca_alternifolia_Maria_Serena_tree1.jpg

MODO DE USO:

El aceite esencial de árbol de té  fortalece el sistema inmunológico, por lo que se utiliza en hornillos de aromaterapia para eliminar las bacterias en el ambiente.

  •  Compresas: Colocar de 3 a 5 gotas de aceite esencial de árbol de té  bolso de agua caliente o fría, según indicación. Remojar en un paño o sobre un algodón y aplicar sobre el área afectada. Puede aplicarse con un hisopo una gota directamente sobre granos o forúnculos.
  • Baños de inmersión: Colocar de 8 a 10 gotas de aceite esencial en la bañera llena de agua a una temperatura cómoda y tomar un baño de 10 minutos.
  • Aplicación directa: Utilizar el aceite directamente colocando una o dos gotas en la yema de los dedos y luego en la zona afectada.
  • Buches o gárgaras: para dolores de garganta o disfonía: diluir de 3 a 5 gotas de aceite esencial de árbol de té  en medio vaso de agua tibia.
  • Vahos: Colocar de 5 a 8 gotas de aceite sobre un pañuelo o papel tisú o vaporizar sobre la almohada.
  • Inhalaciones: Colocar 5 gotas en un bol de agua muy caliente, cubrir la cabeza con una toalla y respirar profundamente durante 5 a 10 minutos. (conviene mantener los ojos cerrados).
  •  Baños de asiento o pediluvios: colocar de 8 a 10 gotas en agua tibia y realizar baños de asiento o de pie.
  • Masajes: se utiliza principalmente en forma de crema.

 photo Arbol_de_te.jpg

TIPOS   DE USO 

  • Si tienes acné, diluye unas 3 o 4 gotitas de árbol del té en un aceite o crema y aplicarlo tres veces al día. En los granos grandes, aplicar una gota directamente, reducirá rápidamente el calor y el dolor, eliminando los granos con bastante rapidez. Aplica después de lavar tu cara muy bien, suavemente, sin restregarla. Recuerda que en este caso la higiene y la alimentación son muy importantes, no te olvides de tomar mucha agua pura, vegetales frescos y lavar tu cara diariamente.
  • En verrugas: si deseas eliminar alguna verruga, el aceite del árbol del té combinado con la esencia de limón, es un remedio maravilloso. Aplica por la noche una gota de cada uno de estos aceites esenciales directamente sobre la verruga y cubre la zona con una venda o gasa. Hazlo cada noche hasta que la veas secarse y desaparecer, lo cual puede suceder en unas pocas semanas. Esto evitará que no te salgan más verrugas en esa área.
  • En micosis o pie de atleta: después de bañarse o de limpiar muy bien la zona, unta directamente un poco de aceite sobre la piel afectada. Para los hongos de las uñas de las manos o los pies, hay que remojar los dedos en un vaso de agua tibia con 15 gotitas de aceite de pomelo y 15 de árbol de té.
  • En masajes con el árbol del té: es ideal para dar masaje a deportistas y gente enferma que permanece muchos tiempo en la cama. Hay que mezclar unas 25 gotas en una botellita de aceite de almendras.
  • En el cabello: este aceite regula la actividad de las glándulas sebáceas, con lo que nos servirá tanto para cabellos grasos como secos. Hay en el mercado champo o acondicionador a base de esta esencia, pero puedes agregar tu algunas gotitas a tu champú habitual, unas 4 o 5 gotitas sobre la cantidad de champú que uses para lavarte el cabello cada vez.
  • Contra piojos, después de lavarte tu cabello unta en un peine aceite del árbol del té y peina tu cabello. Verás como desaparecen las liendres rápidamente.
  • En las mascotas: hacer  una mezcla de alcohol, aceite de árbol de te y agua destilada, en partes iguales. Masajear con esta mezcla al animal, luego observara como las pulgas quedan en la superficie del pelo como atontadas. Después bañar al animal con su champú habitual con unas gotas de aceite  y listo.
  • Como ambientador: El aroma de esta esencia es un gran aliado para fortalecer el sistema inmunitario, porque activa las células del organismo. Si ponemos unas gotas en un difusor y lo dejamos actuar dentro de una estancia limpiaremos el ambiente y potenciaremos nuestras defensas.
  • Podemos elaborar nuestro propio aceite corporal, con una base de aceite de almendras, 50 ml. aproximadamente, al que le añadiremos 50 gotas de aceite esencial del árbol del té puro. Si lo deseamos, podemos enriquecer y cambiar el olor de esta mezcla, pues hemos de saber que este aceite esencial tiene un peculiar aroma alcanforado y medicinal que no a todos gusta. Podemos añadirle otras esencias antisépticas con lo que conseguiremos un agradable olor y dotaremos de más propiedades a la mezcla. Para estos casos se aconseja poner sólo 25 gotas de árbol del té y las otras 25 restantes repartirlas proporcionalmente a nuestro gusto entre limón, pachuli, tomillo y lavanda. Conseguiremos una notable mejoría en problemas dermatológicos como los granitos, acné corporal, etc.
  • En picaduras de insectos aplicar una gota directamente sobre la picadura.
  • Para frenar la aparición de los herpes aplicar 2 gotas directamente sobre el herpes ante la primera sensación de ardor que precede a las ampollas.

PRECAUCIONES: 

  • El aceite de árbol de té es de USO EXTERNO solamente por lo que no debe ingerirse.
  • Mantener fuera del alcance de los niños.
  • No poner en contacto con zonas sensibles de la piel ni en los ojos.
  • Mantener alejado del calor y la luz del sol.

Espero que os animeis a probarlo y que compartais por aqui vuestras experiencias!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>